Kaiser-Wilhelm-Gedaechtnis-Kirche2_702x220

Por cuarta vez en Berlín

En la primavera de 2012, Kärcher limpió la Iglesia Memorial Káiser Wilhelm en Berlín. Fue el cuarto monumento de Berlín que Kärcher ha limpiado después de la puerta de Brandeburgo, la iglesia MarianneKirche y el teatro Friedrichstadtpalast, en colaboración con la empresa proveedora de servicios de limpieza para edificios, Dussman Service.

Durante los últimos 50 años, los depósitos de hollín acumulados en las paredes interiores del monumento, han afectado gravemente a la incidencia de la luz y su reflejo sobre lo que originalmente eran superficies de hormigón de color claro.

Más de 16.000 elementos de ventanas limpios


Durante las tres semanas de proyecto, como parte de un programa de mecenazgo cultural, se eliminó de forma suave la capa de suciedad de los más de 16.000 elementos que configuran el mosaico.

La limpieza más intensa se llevó a cabo entre la pared interna y externa de la iglesia,  no abierta al público. Este pasillo del edificio octogonal de sólo 2,40 metros de ancho, impide poder erigir un andamio. Por lo contrario, los escaladores industriales descendieron desde el techo, pudiendo eliminar la capa negra de suciedad de entre los mosaicos de vidrio y  los marcos de hormigón. Se usaron limpiadoras de alta presión de agua caliente que pueden trabajar a una temperatura de 80ºC, con una presión de 100 bares y un caudal de 700 l/h. El agua fluye hacia abajo y se recoge en una cubierta de aluminio especialmente diseñada para los aspiradores en seco & húmedo de Kärcher.

En el interior de la iglesia, los empleados de Dussman Service trabajan desde plataformas móviles aspirando los paneles de hormigón que rodean los bloques del mosaico de vidrio. La empresa responsable de los servicios de limpieza del edificio, limpiaron el cristal manualmente con esponjas,
sin utilizar productos químicos. Las limpiadoras de alta presión de agua caliente permitieron eliminar los depósitos en las baldosas de cerámica del suelo de la iglesia, se hizo una limpieza en profundidad.

También se hizo una limpieza en profundidad en las zonas sanitarias y otras habitaciones ubicadas en el sótano de la iglesia. Kärcher junto a otros empleados de Dussman Service también limpiaron parte del exterior del emblemático edificio de Berlín, concretamente la fila inferior del mosaico hasta los tres metros de altura, gracias a las limpiadoras de alta presión de agua caliente se eliminó la suciedad más persistente, como excrementos de palomas y residuos de emisiones.

La limpieza era un requisito para el nuevo concepto de iluminación


La limpieza era un requisito   para el nuevo concepto de iluminación que permite reducir considerablemente el consumo de electricidad y  los costes de energía para la parroquia..

“Desde la campaña de limpieza, rara vez hemos necesitado utilizar el alumbrado eléctrico suplementario durante todo el día. Las paredes de vidrio azul brillan con mucha intensidad” dijo el pastor Martín Gemmer.

Acuerdo para un patrocinio de limpieza a largo plazo


Para Kärcher & Dussman Service, la campaña de limpieza no acabó, ambas compañías acordaron un compromiso con el monumento de cara el futuro. Presentaron un concepto de limpieza ideada por expertos en mantenimiento, limpieza y cuidado de monumentos, que incluye la donación de una fregadora-aspiradora para limpiar las baldosas de cerámica, mientras que Dussman Service dentro de detergentes acompañado de un sistema de  dosificación y un carro de limpieza totalmente equipado.

 

Kaiser-Wilhelm-Gedaechtnis-Kirche3
 
Kaiser-Wilhelm-Gedaechtnis-Kirche2
 
Kaiser-Wilhelm-Gedaechtnis-Kirche1
 
Kaiser-Wilhelm-Gedaechtnis-Kirche4